miércoles, 6 de abril de 2016

PRESENCIA

¿Dónde debo buscar la iluminación?. 
Aquí. 
¿Y cuándo tendrá lugar?. 
Está teniendo lugar ahora mismo. 
Entonces, ¿por qué no la siento?. 
Porque no miras. 
¿Y en que debo fijarme?. 
En nada. Simplemente mira. 

Mirar ¿qué?. 
Cualquier cosa en la que se posen tus ojos. 
¿Y debo mirar de alguna manera especial?. 
No. Bastará con que mires normalmente. 
Pero ¿es que no miro siempre normalmente?. 
No. 
¿Por qué demonios...? 

Porque para mirar tienes que estar aquí, y casi siempre no lo estás.

ANTHONY DE MELLO

VIGILANCIA


¿Hay algo que yo pueda hacer para llegar a la iluminación? 
Tan poco como lo que puedes hacer para que amanezca 
por las mañanas. 
Entonces, ¿para qué valen los ejercicios espirituales que tú 
mismo recomiendas? 
Para estar seguro de que no estáis dormidos cuando el sol 
comienza a salir.


ANTHONY DE MELLO

ESPIRITUALIDAD


Aunque era el "dia de silencio" del maestro,un viajero le suplico que le diera un consejo que pudiera orientarle a lo largo de toda su vida.
 
El maestro asintio afablemente,tomo una hoja de papel y escribio en ella una sola palabra: CONSCIENCIA.
 
El visitante quedó perplejo.-Esto es demasiado breve.¿no podrias ser un poco mas explicito?
 
El maestro tomo de nuevo el papel y escribió. CONSCIENCIA ,CONSCIENCIA,CONSCIENCIA.
 
-Pero ,¿que significan estas palabras?-preguntó el otro sin salir de su estupor.
 
El maestro volvió a echar mano al papel y escribió:
Consciencia,consciencia,consciencia significa CONSCIENCIA.


ANTHONY DE MELLO

RELIGION



En uno de sus viajes ,el gobernador se detuvo a presentar sus respetos al maestro.
-"Los discursos de estado no me permiten escuchar largos discursos"-dijo-¿Podrías ,pues ,decirme en unas cuantas frases la esencia de la religion a un hombre tan ocupado como yo?"
 
-"lo dire en una sola palabra,en honor a su excelencia."
 
¡ increible ! ¿y cual es esa palabra?
 
silencio
 
¿y cual es el camino hacia el silencio?
 
la meditacion.
 
¿y que es,si se me permite preguntarlo,la meditacion?
 
silencio

ANTHONY DE MELLO

CLARIDAD



“No busquéis a Dios”, dijo el Maestro. “Limitaos a mirar… y todo os será revelado”.

“Pero ¿Cómo hay que mirar?”

“Siempre que miréis algo, tratad de ver lo que hay en ello, nada más”.

Los discípulos quedaron perplejos, de modo que el maestro lo puso más fácil:” 
 
-por ejemplo, cuando miréis a la luna tratad de ver la luna y nada mas”.
-“¿y qué otra cosa que no sea la luna puede uno ver cuando mira a la luna?”

-“una persona hambrienta podría ver una bola de queso. Un enamorado, el rostro de su amada”.


ANTHONY DE MELLO

ABSURDO



El Maestro no dejaba de restregar un ladrillo
contra el suelo de la habitación en la que
estaba sentado su discípulo, entregado a la
meditación.

Al principio, el discípulo estaba contento,
creyendo que el Maestro trataba de poner a
prueba su capacidad de concentración. Pero
cuando el ruido se hizo insoportable,
estalló: «¿Qué diablos estás haciendo? ¿No
ves que estoy meditando?»

«Estoy puliendo este ladrillo para hacer un
espejo», replicó el Maestro.

«¡Tú estás loco! ¿Cómo vas a hacer un espejo
de un ladrillo?»

«¡Más loco estás tú! ¿Cómo pretendes hacer un
meditador de tu propio yo?»


ANTHONY DE MELLO

SENSIBILIDAD


-¿Cómo puedo yo experimentar mi unidad con la creación?

-Escuchando, respondió el Maestro.


-¿Y cómo he de escuchar? 


-Siendo un oído que presta atención a la cosa más mínima que el universo nunca deja de decir. 
En el momento que oigas algo que tú mismo estás diciendo, detente.

ANTHONY DE MELLO

ADULTEZ

A un discípulo que siempre estaba rezando le dijo el Maestro: 
-¿Cuándo dejarás de apoyarte en Dios y llegarás a ser independiente?

El discípulo no salía de su asombro: 

-!Pero si has sido tu el que nos ha enseñado a considerar a Dios como un Padre!

-¿Cuándo aprenderás que un Padre no es alguien en quien puedes apoyarte, sino alguien que te ayuda a liberarte precisamente de tu tendencia a apoyarte?"


ANTHONY DE MELLO

MILAGROS

Un hombre recorrió medio mundo para comprobar por sí mismo la extraordinaria fama de que gozaba el Maestro.
-"¿Qué milagros ha realizado tu Maestro?", le preguntó a un discípulo. 
-"Bueno, verás... , hay milagros y milagros. 
En tu país se considera un milagro el que Dios haga la voluntad de alguien. 
Entre nosotros se considera un milagro el que alguien haga la voluntad de Dios". 

Anthony de mello